Jefa de Grupo, ¿piensas en el equipo piloto?

1. ¿Conoces la edad piloto?

Sabes que las guías de 16 años han esperado tener la edad de pasar al equipo piloto, el cual se compone en principio de 4 ó 5 chicas de 17 y 18 años. Trabajas en estrecha colaboración con la J.Cía y la JF.

2. ¿Cuál es tu papel?

Tienes un papel de creación, seguimiento, motivación.

Eres responsable del equipo como lo eres de la compañía y de la manada, sobre todo si geográficamente el equipo no recluta nada más que en “tu” grupo.

No olvides pues que forman parte de tu grupo, aun cuando el Fuego es por naturaleza una unidad del escalón distrito y depende por supuesto de la CD.

3. ¿Qué debes hacer?

a) Si ya existe una JF

Tu papel es estar atenta a que la jefa del equipo piloto tenga un buen entendimiento con la JF, con la que mantienes relaciones regulares.

Vigila lo que respecta a la planificación y al buen desarrollo de las actividades del equipo

b) Si no existe JF

Eres la persona adulta que apoyará a la joven jefa de equipo, sobre todo si no está todavía formada.

Te implicas un poco más, te insertas en el equipo sin estar sobre el terreno, ayudas en la confección de un programa, organizas con ellas actividades para el año las haces progresar individualmente con, por ejemplo:

  • Cursillos de Primeros auxilios
  • Elegir para el año un servicio en la parroquia, en el grupo, en la ciudad
  • Participación en actividades de fines de semana fuera del movimiento, que vayan a favorecer su progresión personal
  • Profundizar en su fe con el CR
  • Profundizar sobre una técnica

El Contrato de las Cuatro Estaciones: te puede ayudar a diseñar con las pilotos el programa de actividades del año.

Este programa debe ser propuesto incluso si no tienes nada más que dos pilotos. Te toca a ti tener la preocupación de aumentar sus efectivos. Tienes siempre la posibilidad de ayudarles a unirse a otro equipo del distrito

4. Recuerda

Recuerda la importancia de la vida piloto: tras la aventura de la compañía, donde las guías aprenden y ponen en práctica un sinfín de técnicas, en el equipo piloto se deben asentar las herramientas para la formación del carácter de la piloto. El mayor legado que le puedes dejar a tus guías (especialmente en la etapa piloto, pero también en el resto de unidades) son los valores que le harán una mejor mujer y cristiana en todos los aspectos de su vida.

Basado en un artículo de Philippine de Chabannes y Fabienne Menant (antiguas CNF y ACNF Francia)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *