¿Qué quiere Dios de mí?

 

¿Qué quiere Dios de mí?. Vaya pregunta, ¿eh? Seguro que te la has planteado más de una vez, incluso diariamente. Leyendo el evangelio de hoy, me encontré reflexionando sobre los dos tipos de vocaciones a las que Jesús nos puede llamar. Y no hablo de “matrimonio o vida consagrada”, no. Me refiero a lo que Jesús pidió a Pedro y lo que pidió a Juan: a Pedro lo llamó a la misión, a actuar en el mundo apacentando a sus ovejas, en cambio el camino de Juan era el de la fe y la contemplación. Dijo Jesús a Pedro: <<Si yo quiero que permanezca hasta mi vuelta, ¿a ti qué te importa?>> (Jn 21,23). Y es que Pedro era muy curioso y pensaba cosas que no le tocaban a él pensar (porque fue él el que preguntó a Jesús qué iba a pasar con Juan).

Pero el tema no ha acabado ahí. El título de este post se llama así “¿Qué quieres Dios de mí?” porque más tarde “me topé” (más queriendo que sin querer) con una canción de la Hna. Glenda que se titula así. Me encanta escuchar las grabaciones de los conciertos de la Hna. Glenda porque explica de donde surgen sus canciones, qué momentos de su vida o qué pensamientos le inspiraron al momento de componer: son unas catequesis geniales. Y os invito hoy a escuchar lo que comenta en este video sobre cómo encontró su vocación. Comenta ella que la duda es buena, y que, como le dijo un sacerdote americano, “los deseos del corazón son presagios de Dios al alma. Dios te hará desear lo que Él te quiere regalar”. Si Dios te infunde deseos de formar una familia, no te va a “obligar” a la consagración religiosa. En cambio, si te llama al servicio de los hombres, a la pobreza y a la contemplación, puede que te esté llamando por el camino de Juan. Dios te habla al corazón, sólo hay que acercarse a su corazón, a la Eucaristía y la Adoración, para escucharle más fuerte.

Te animo a que escuches el video que te comento. Es largo, perfecto para escucharlo mientras que haces tus tareas, conduces…elige tú el momento.

http://www.youtube.com/watch?v=SVi61GRUsp8&list=PL7D020981473C5C8C

Y si ya has elegido tu camino, déjate seducir por los pequeños deseos diarios de Cristo.

¡Buen día y buena Ruta!

 

Flory Delgado
Comisaria Nacional Fuego -R.S.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *